Sanar es sentirnos completos otra vez...

Es bueno entender que creamos a través de un proceso constante de expansión y contracción, tal como ocurre en un parto... En esta polaridad, la contracción a veces puede generar una fuga de poder espiritual o energía vital. Esto crea un desequilibrio que despierta en nosotros la necesidad de encontrar balance, respuestas o alivio, y nos embarca en un viaje de sanación... y creación expansiva! 

Esta búsqueda es multi-dimensional; ocurre a nivel físico, emocional, mental y espiritual, aunque a veces lo sintamos con más intensidad en sólo uno de esos planos. Independientemente de los síntomas o de la causa del desequilibrio, sanar requiere empoderamiento y expansión  en todos los niveles... es un proceso alquímico muy personal. 

No importa lo que crees que necesitas para sanar, en realidad  te buscas a tí mismo! Buscas tu SER pleno, en paz y en equilibrio... buscas hacerte más consciente y manifestar esa versión integrada de ti que sientes y sabes posible.

En Inglés, la palabra HEALING (sanar) y WHOLE (completo) están conectadas. En chamanismo, es muy conocida la práctica de viajar a otras dimensiones para "recuperar el alma" y así sanar; ambos son ejemplos de la conexión que existe entre sanar e integrar.  Por eso escuchamos comunmente que nada se va hasta que no hayamos integrado su lección; no se si siempre hay una lección detrás de cada malestar, pero si creo que siempre hay una energía que pide integración cuando sentimos la necesidad de SANAR.

Para mí, sanar y curar son dos procesos diferentes. Creo que la curación implica sanación, pero no son necesariamente lo mismo. Ambos procesos se experimentan de manera íntima y sistémica, pero sus naturalezas son distintas. Un antibiótico te pueden ayudar a curar una infección... pero sólo tú puedes sanarte para no volver a necesitar del antibiótico. Este un ejemplo bastante físico, pero su principio es aplicable a todos los niveles.

max-bender-510413-unsplash.jpg

Photo by Unknown

Mi meta es facilitar el proceso de sanación de otros a través de mis terapias, mientras me dedico a mi propia sanación. ¿Que si tengo algo que sanar? ¡Muchísimo! De esta y tantas otras vidas... Vivimos en una ilusión dual en donde se obtiene poder a través de la luz y de la sombra. Donde el 50% de nuestra capacidad creativa, o magia, reside en lo disonante ¿Quiere decir que vinimos a sufrir? ¡Para nada! Sólo quiere decir que vinimos a expandir nuestra consciencia e integrar poder a través de todo tipo de emociones y experiencias... y algunas de ellas nos invitan a sanar.